¿Para qué sirven los distintos estados de sincronización?